Saltar al contenido

Constelaciones Familiares: El abrazo profundo de mis Ancestros

  • por

Cada vez es más común asistir a talleres de Constelaciones Familiares y resolver nuestros problemas con esta práctica terapéutica. Si quieres descubrir qué son y cómo te pueden ayudar, sigue leyendo.

Índice

Sanación sistémica

Los seres humanos nos movemos a través de sistemas, que son grupos de personas que crean vínculos entre ellas.

El sistema laboral sería uno si trabajo en una empresa o tengo contacto con clientes.

Otro sistema podría ser un grupo de amigos donde se crean relaciones más o menos intensas.

Y por supuesto, el sistema familiar es el primero que se manifiesta y reconocemos, ya que es en él donde aprendemos a relacionarnos y ver el mundo.

¿No te ha pasado que, sin querer, buscas parejas que sean paternales contigo o tú eres la típica que ejerce de madre de su pareja?

Sin darnos cuenta, repetimos en los otros sistemas lo que hemos aprendido en el de nuestra familia de origen. Por eso sanar este primer sistema nos ayuda a tener relaciones y vínculos más sanos y conscientes con los otros sistemas y también con nosotras mismas.

Los Órdenes del Amor

Bert Hellinger, el creador de las Constelaciones Familiares, propuso tres normas u órdenes que rigen el buen funcionamiento de cualquier sistema, sobre todo el familiar. Cuando hay conflictos en el sistema familiar se debe a que alguno de estos órdenes se desajustan. El amor lo cura y ordena todo, pero para ello hay que saber cuáles son sus dinámicas. Voy a explicártelos acompañándolos de algunos ejemplos para que los comprendas mejor:

  • Orden de Pertenencia: Todos los miembros tienen derecho a pertenecer al sistema y formar parte. Si nos hemos formado en un sistema familiar y somos seres sociales necesitamos sentir que pertenecemos al sistema, por lo que la exclusión es uno de los mayores daños que podemos vivir. Se excluye a un miembro por vergüenza, culpa o por un acto que este miembro haya realizado y sea imperdonable. Por ejemplo, si en mi sistema familiar hay un asesino o incluso en otras épocas un aborto o un hijo nacido fuera del matrimonio podía ser signo de vergüenza y castigo.

 

  • Orden de jerarquía: Los primeros en llegar al sistema tienen prioridad. Sin nuestros padres no estaríamos aquí, y ellos tampoco sin nuestros abuelos. Gracias a los primeros que llegaron al sistema familiar éste se creó y permitieron que llegase hasta nuestra actualidad. Aquí hay algunos conceptos que cuestan entender, por ejemplo, que en una familia con una pareja e hijos la pareja, como padres y creadores del sistema, tengan prioridad sobre los hijos. Esto no significa que queramos o cuidemos más a nuestra pareja que a nuestros hijos, pero si el vínculo de la pareja es fuerte y sano la repercusión en los hijos será más positiva. A fin de cuentas, algún día ellos crearán su propio sistema familiar, que será el actual, mientras que el de los padres será para ellos su sistema de origen. También ocurre esto cuando se es adulto y no se tiene pareja o hijos. Un adulto es su propio sistema familiar actual, y sus padres son su familia de origen. Por eso se trabaja en Constelaciones el “ahora yo por mí”, porque reforzamos el inicio de mi sistema familiar propio, pero no olvidamos reconocer el sistema del que venimos.
  • Orden del equilibrio: Balance armónico entre dar y recibir. Como seres sistémicos es igual de importante dar como recibir. Cuando sólo hacemos una de las dos se manifiesta carencia de la que falta y se desequilibra el amor. Hay que aprender a resonar con el merecimiento de recibir. Cuando en las parejas uno de los dos se va y el otro tiene el argumento de “se lo di todo a cambio de nada” lo que está delatanto es que dio de más y el otro recibió también de más, por lo que se genera una deuda energética. Y cuando no podemos pagar una deuda, nos alejamos.
  • Añadimos un cuarto orden a modo de epílogo: Agradecer todo tal y como es. Aceptamos lo que la Vida nos trae y no tratamos de cambiarlo, sino que vivimos a partir de ello. Por ejemplo, quizás tuvimos un padre ausente y una madre alcohólica, pero si hoy somos adultas y hemos conseguido salir adelante agradecemos que nos dieron lo más importante: la Vida. Ambos lo hicieron lo mejor que pudieron con las herramientas que tenían. Ahora como adultas tomamos esa Vida y siguiendo el orden de “ahora yo por mí” hacemos algo grande con ella.
Constelaciones Familiares Empoderamiento Menstruacion Lorena González

Ahora te veo y te doy tu lugar. Ahora sí estoy preparada para recibirte en mi Vida. Formas parte y perteneces. Tienes un hueco en mi corazón. Te doy la bienvenida a mi Vida, te incluyo, te acepto y te amo tal y como eres. Gracias.

Puedes utilizar estas frases para sanar cualquier desequilibrio interno que tengas.

El desarrollo de la Constelación Familiar

Lo primero y más importante, además de las ganas, es tener un asunto que queramos resolver o poner luz.

Debemos tener en cuenta que una Constelación no siempre es una solución, sino el principio de una solución.

En un trabajo donde queremos por ejemplo sanar la relación con nuestra madre, quizás se consiga, pero a veces se queda la puerta abierta a esa sanación. Siempre entendemos el porqué de lo que sucede, no es azar.

Cada sistema familiar tiene sus códigos y hay que respetarlos, y también cada sistema sabe cómo y cuándo debe solucionar sus conflictos. Por eso una Constelación Familiar nunca es por casualidad sino que se hace por causalidad.

Tras una entrevista en la que el constelador, también llamado facilitador, recabará información sobre el asunto, éste le hará una propuesta a su cliente.

Por ejemplo, si yo recibo a una Mujer que quiere descubrir por qué no consigue sacar adelante sus negocios, yo le preguntaré acerca de ellos, qué patrones se repiten, de qué son esos negocios y qué quiere conseguir con la Constelación.

A partir de todo esto yo crearé una propuesta para empezar a trabajar en Constelación. Por ejemplo, le propongo que elija representantes, que son personas si la Constelación es grupal o Playmóbiles si es individual, que van precisamente a representar a las personas y situaciones implicadas en el problema.

Siempre habrá un representante para el cliente, y en este caso podría proponerle un segundo representante para sus negocios y un tercero para ese patrón o conflicto que impide la prosperidad de estos negocios. A partir del comportamiento de los representantes, que serán a través de sensaciones si son personas o de lo que el cliente sienta si son muñecos, iremos descubriendo dónde está el conflicto y sabremos cómo resolverlo.

También utilizamos frases sanadoras que provocarán efectos en la Constelación. Por ejemplo, si en este caso que te acabo de exponer la Mujer descubre que el patrón que se repite es que la empresa quiebra de golpe cuando todo va bien y que a su padre le pasaba lo mismo con sus negocios, ya sabemos que hay que sanar el vínculo con el padre.

Así que podemos elegir un nuevo representante para el padre y decirle las siguientes frases sanadoras: Querido Papá, veo lo difícil que fue para ti sacar tus negocios adelante, y por lealtad a ti yo tampoco me lo he permitido. Ahora me doy cuenta de que estoy repitiendo tu historia, así que ese dolor lo dejo contigo y me doy permiso para vivir mi vida y triunfar con mis negocios. Respeto y honro  tu vida y tu trayectoria. Gracias Papá.

Llegará un momento en el que la Constelación se dirigirá a su final, cuando veamos que el conflicto se resuelve o que si seguimos forzando vamos a resentir todo lo conseguido. No se busca el final feliz, pero aunque no se resuelva siempre queda una sensación de liberación o de paz interior.

Cuándo elegir una Constelación Familiar

En realidad cualquier tema es constelable, por lo que la elección es más un asunto personal o interno, como “sentirlo dentro” que determinar si un tema se puede constelar o no.

Siempre se puede consultar con un constelador nuestro tema y que él o ella nos ayude a “darle forma” para constelarlo.

Te pongo un ejemplo propio, hace muchos años, cuando me constelé por primera vez, fui a trabajar mi independencia económica. Cuando empecé a hablar con la consteladora, le repetía argumentos que yo había escuchado en mi casa, y para colmo me llevé a mi madre conmigo a esa sesión grupal.

La consteladora se dio cuenta de que mi conflicto no estaba en lo económico sino en mi independencia emocional, por lo que me propuso constelar ese tema. Pese a que no me hizo gracia porque eso “no me iba a traer dinero”, confié en ella y fue lo que trabajamos.

Y luego me di cuenta de que era exactamente lo que yo necesitaba. Soltar la lealtad hacia mamá de repetir sus argumentos sobre el dinero y empezar a crear los míos propios.

Quiero realizar una Constelación Familiar

Déjame que te felicite: acabas de dar un paso muy poderoso para sentirte bien, ser feliz y vivir la vida que deseas.

La mejor opción que te puedo ofrecer es una sesión individual online, en la que podremos trabajar con profundidad y exclusividad tu asunto.

Las Constelaciones individuales nos ofrecen la posibilidad de poder dedicar más tiempo a tu tema, ya que dispondremos de más tiempo y calma.

Tampoco tendrás que esperar a que se forme un taller grupal, pues al ser un trabajo personal sólo tendrás que elegir la cita que mejor te venga.

Al ser online, puedes realizarla desde cualquier parte del mundo, la diferencia horaria que podamos tener nunca ha supuesto un problema en mis años de experiencia en sesión online.

Para solicitar tu sesión de Constelación individual puedes adquirirla en el botón que encontrarás abajo en el que dice “Constelaciones Familiares”. Si deseas contactar antes conmigo o preguntarme cualquier duda, puedes mandarme un WhatsApp haciendo click en el icono que tienes a tu derecha o sino en el mismo botón del que te hablé antes.

No puedo más que aplaudir tu valentía y el valor que tienes al darte esta dosis de amor propio y sanación.

 

Constelaciones Familiares Empoderamiento Menstruacion Lorena González

Si quieres hacer una Constelación Familiar en sesión online individual contacta conmigo

Conoce todos los detalles de la sesión, reserva tu cita y si tienes dudas escríbeme y charlamos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Lorena González Godoy
Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la consulta que realizas en este Blog.
Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información
Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email IONOS y en los servidores de Google Drive, todos ellos que cumplen con la RGPD
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en lorena@lorenagonzalezterapeuta.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.